Y procedemos con nuestra actualización de temas…

COOTADUno de los grandes inconvenientes en la planificación de destinos turísticos en el país, es encontrarnos con ausencia de Planes de Turismo, que son exigidos por la normativa nacional. Es aquí donde nos referiremos al Cootad (Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización) que ahora deben aplicar y ejecutar los gobernantes de municipios que elegimos, y que al no asumir lo planificado terminan ejecutando diferentes proyectos ajenos que carecen de sustentabilidad y sostenibilidad y que son “ofertas de campaña” pero no atienden a la exigencia de nuestros recursos de turismo o destinos, que nos permita desarrollarnos a todos.

Este Código favorece a las comunidades para que asuman  las diferentes competencias necesarias para lograr fortalecerse, pero que en la práctica o realidad, nos encontramos con lo siguiente:

•No todos los cantones ni las juntas parroquiales tienen listo su PDOT.

•Los Municipios y Juntas parroquiales desconocen los instrumentos que pueden ayudar a fortalecer su desarrollo turístico.

•No hay presupuesto para el desarrollo turístico.

•La promoción turística que hacen es aislada, con material de baja calidad que no se difunde.

•Falta personal técnico y profesional a cargo de la actividad turística cantonal.

•No existe trabajo con los actores privados.

•No existe trabajo con los cantones vecinos o con los que comparten características comparativas.

•Los proyectos turísticos no son de impacto ni responden a las necesidades de proyectos macro (a nivel regional o de país).

•Los atractivos turísticos requieren de inversión para mejorar su “calidad”.

•Falta coordinación de acciones con los Cantones o las comunidades de su territorio.

•La asignación presupuestaria es limitada y su prioridad no es la actividad turística.

Rescatamos para ustedes, artículos directos de COOTAD (Arts. 54g, 64g, 84g, 135, 144, 498)  que vinculan  a la competencia turística que les facilita el Código y que asumiéndolos permitirían obtener las facilidades y el desarrollo turístico anhelado.

Nos ocuparemos luego, de la obligatoriedad financiera que tienen los cantones, de tener aprobados sus proyectos, para recibir el dinero necesario contemplado en el presupuesto nacional para la ejecución, si todo ello se encuentra planificado en forma debida y anticipada.

COOTAD (Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización)

Anuncios